Sugerencias (no tan) Libres: Distopías

Paginativos,

Hace algún tiempo nos dimos cuenta de que hablar de géneros y subgéneros conlleva recomendar ejemplos de los mismos. Y, aunque teníamos artículos en cada número, también faltaba presencia de grandes autores y obras.

Así nació una pequeña sección, que ha ido creciendo, como todo lo que hay en la revista. En cada número, 9 representantes del género, películas, libros, videojuegos… En cada sección, historias que han marcado un antes y un después. Clásicos, ejemplos modernos. Una forma de conocer algo más el género que celebramos en cada número.

Nuestra intención ahora es darle una nueva vida a esta sección que llamaremos “Sugerencias libres”. De las páginas de la revista, salta a la web. Con más datos, valoraciones, algún comentario… Esperamos que disfrutéis. Leer más

Crónica de la visita a la Feria del Libro de Madrid 2019

Paginativos,

Como cada año cumplí con una de mis tradiciones anuales: la visita a la Feria del Libro de Madrid. El evento literario más importante de la capital y, quizás, de España. Una reunión que atrae a escritores, editores, distribuidores, libreros y lectores de todo tipo y condición. Una fiesta que, cada año, nos hace volver un poco más pobres en dinero, pero ricos en experiencia.

Este año quise aprovechar para hacer una pequeña reseña de tan magno evento, inaugurado por Sus Majestades, y visitado por más de 2 millones de personas. (https://www.elmundo.es/cultura/literatura/2019/06/16/5d066baefc6c83fe528b46ae.html)

Cómo novedad principal, un menor número de casetas (https://elpais.com/cultura/2019/05/21/actualidad/1558442549_257910.html). Lo que, en principio se puede ver cómo algo negativo (menos casetas, menos variedad), se entiende como una decisión sensata cuando llegas al principio de la feria, esa zona estrecha y agobiante, dónde por fortuna, este año solo había una fila de casetas. Allí, cada año, de formaban grandes aglomeraciones que hacían muy difícil el paseo. Eso no ha desaparecido, pero sí han facilitado el tránsito. Por otro lado, sí oí quejas de espacio en alguna de las casetas por las que pasé.

Foto FLM2019 de Josema Beza “Acterateuim”

Pude aprovechar para hablar con algunos personajes de la Feria. En primer lugar, Rosa Montero, autora de una saga que me encanta Lágrimas en la Lluvia y sus secuelas. Me quedé con ganas de preguntarle por si las aventuras de Bruna Husky continuarán, pero me llevé firmado Los tiempos del odio y la pude preguntar por la importancia de la Feria. En sus palabras, gracias a un evento como este, tienes la oportunidad de hablar de tú a tú a los lectores. Estás a su mismo nivel y eso es algo que muchos escritores nunca tuvieron oportunidad.

Una de mis visitas obligadas es a la caseta de Alamut, editorial centrada en el género fantástico, dónde siempre me enrollo a debatir y comentar. Este año, me tentaron con Herederos del Tiempo, de Adrian Tchaikovski y conseguí arrancarles algunas palabras sobre la feria. Me dijeron que es un feedback estupendo, que les sirve para ver lo que le gusta a los lectores, saber qué deben cambiar, etc

Además, este año, pude ver a otro veterano, el autor malagueño Carlos Sisí que estuvo firmando su obra en varias casetas. Adquirí Nigromante y me lo pude traer a casa con su dedicatoria correspondiente. También conocí, junto a mi compañero de asociación, Josema Beza, a Házael González, autor de la saga Historias de la Tierra Incontable que aún no he podido catar, pero que estoy deseando disfrutar.

Otro año estupendo que me hizo quedarme con ganas de más. Empiezo a ahorrar para el año que viene, que seguro que vuelvo.

Y vosotros, ¿fuisteis a la Feria? ¿Qué libros comprasteis? ¿Os gustan estos eventos?

Crónica FFFVII: Caminando entre dragones, ‘monstruas’ y mucho talento en el Japón Feudal

Paginativos,

El pasado sábado visitamos la séptima edición del Festival de Fantasía de Fuenlabrada, evento que reúne a ilustradores, artesanos, escritores y, sobre todo, fans del Fantástico en general. Entre tanto talento nos encontramos samuráis, hadas, tragafuegos… ¡y hasta un dragón!

Taller de Mapas

A pesar de que este año, Página en Blanco no participaba, no quisimos perdernos la cita y fuimos en cuadrilla a disfrutar como niños chicos. A pesar de el calor, un problema que año tras año se repite, la visita fue más que satisfactoria.

Como siempre el plato fuerte fue el Mercado Troll, una carpa llena de artesanos, ilustradores y escritores que ofrecen sus obras cual zoco y que llenan de color y personalidad este evento, cuyo tema era el japón feudal.

Leer más

Píldoras para Creativ@s: En tu casa o en la mía: ¿Dónde trabajar?

Paginativos,

En esta ocasión, la píldora que os traemos nos la receta nuestro Ángel G. Ropero. Se trata de la concentración y su experiencia sobre trabajar en casa o fuera del hogar.

Una cosa que he descubierto por casualidad ha sido que trabajo mejor fuera que en mi casa. Uno diría que tranquilo, sin ruidos y sin molestias podría rendir más.
Pues no es mi caso. A ver, partamos de una base. Yo siempre he estudiado mejor en mi casa. Ir a la Biblioteca o estudiar en el ‘cole’ nunca han sido mi fuerte. Yo necesitaba aislarme y empollar. Pero con el trabajo creativo me he dado cuenta de algo: y es que mi casa está llena de distracciones.
He probado a escribir -y dibujar- en mi casa. Con mi música o sin música. Ordenador o tradicional. En el salón o en mi habitación. Y nada.
Eso sí. Es irme a tomar un café y trabajar DIVINAMENTE. ¿Cuál es la diferencia? Que fuera de casa, si quiero tener internet, tengo que gastar. Es triste, sí, pero mi productividad crece exponencialmente cuando no tengo distracciones. Y la principal es el móvil y las redes sociales.
En los últimos meses, además de cultivar una bonita amistad con mi suministradora de cafeína, he dibujado y corregido más y mejor fuera de casa que en la comodidad de mi cuarto.

¿Qué ventajas tiene salir a trabajar fuera? Pues preguntadle a Blue Jeans, que es bien conocido que iba a escribir a la franquicia del café. En mi opinión, tiene varias. La principal salir de la zona de confort: vas a un sitio y te pones serio, porque ya que has ido. En casa te relajas. “Bueno, ya estoy en casa”. Así que retrasas empezar. O te distrae ir al baño. Aprovechas para beber algo. Haces descansos. Encuentras tareas que hacer. Si vas a un sitio con los bártulos, es lo único que puedes hacer. Te concentras y acabas.
Otra ventaja es encontrar espíritus afines. A veces, se alinean los astros y conoces a alguien que tiene tus mismos intereses. Y quedáis para trabajar. Y os retroalimentáis. “Oye, mira esto. ¿Qué te parece?” “Yo le pondría verde pistacho”. “Quizás podrías expresar mejor esto así…” Estoy convencido de que parte de mi crecimiento como pintamonas se debe a tener a una persona al lado opinando e incidiendo en los errores.
Pero claro, también tiene sus desventajas. Gente cotilla, pesados que te preguntan y no te dejan trabajar, opinadores de todo tipo…
Dudo que haya una situación perfecta. Ambas formas tienen sus ventajas y sus inconvenientes y habrá.

Hasta la siguiente receta,

Exposición de alumnos del curso de Cómic, Manga e Ilustración en Centro Cívico Julián Besteiro

Paginativos,

Harry Potter de Ángel G. Ropero

Este próximo viernes 31 de mayo, en el Centro Cívico Julián Besteiro de Leganés (Avda. Juan Carlos I, 30 – junto a Metro Julián Besteiro Línea 12) se realizará la exposición anual de alumnos del Curso de Cómic, Manga e Ilustración, impartido por Chema De La Fuente y Juan Sánchez Marquina. Este año, como en el anterior, nuestros socios Ángel G. Ropero y Josema Beza, exponen juntos a sus compañeros de curso (muchos de ellos colaboradores de la revista Libros Libres).

Os invitamos a venir, tomaros algo con profes y alumnos, y acompañar a amigos y socios en esta exposición de creativos que siguen en plena formación  y con ganas de seguir superándose,

Os dejamos un par de muestras de los garabatos con arte de nuestros asociados:

Saluda al Kraken espacial de Josema Beza

 

Crónica espacial: Vuelven las Tertulias en Blanco y Libros Libres

Paginativos,

El pasado domingo 19 de mayo retomamos una actividad que fue habitual en los primeros meses de vida de la Asociación: las Tertulias en Blanco, una de nuestras enseñas. En esta ocasión, dicha tertulia fue a la vez la presentación del nuevo número de Libros Libres, “Una Odisea hacia las estrellas”, centrado en el subgénero de la Space Opera.

La tertulia se celebró en La Ría de Chocolate, donde pudimos acompañar un buen rato de charla con un desayuno con temática espacial hecho para la ocasión.
Aunque las Tertulias en Blanco llevaban unos cuantos meses sin poder realizarse, esta fue todo un éxito, contando con alrededor de 20 personas. Queremos destacar la variedad de gente que acudió: desde ilustradores profesionales, escritores e ilustradores aficionados, amigos de Página en Blanco… También tuvimos la compañía de dos representantes institucionales de nuestra ciudad, Carlos Delgado (ULEG – Unión por Leganés) y Carol García Toledano (#MásMadrid – Leganemos), algo que agradecemos enormemente ya que valoramos mucho su apoyo. Leer más

Píldoras para Creativ@s: Herramientas útiles para corregir

Buenas de nuevo Paginativos,

Regresan las entregas de los consejos para proseguir con la corrección de nuestros textos. Nuestro socio Ángel G. Ropero nos trae unas prácticas herramientas para realizar las correcciones.

Leer más

Libros Libres Nº 4 – Acudid a nuestra llamada

Ya está disponible «Libros Libres» 04: MAGIA Y HECHICERÍA

 

 

Ya está todo listo.
Las invocaciones preparadas.

El incienso, las velas y las runas.

Todo dispuesto. Todo en su sitio.

Solo falta lo más importante.

 

¿Quién será capaz de interpretar los Antiguos Escritos?

¿Quién podrá domar las palabras y las transformará en la Música que necesitamos para que el Conjuro tenga éxito?

Necesitamos que el más preciado miembro de nuestra Orden llegue y acepte el reto.

¿Serás capaz, querido lector, de alargar el brazo y tomar el testigo?

Sin ti, no somos nada.

 

 

Aquelarre «Libros Libres»

Leer más

Píldoras para Creativ@s: El control de cambios

Buenas de nuevo Paginativos,

Nuestro socio Ángel G. Ropero nos invita a detenernos en la importancia de un buen corrección.

¿Os acordáis cuando entregabais un trabajo en la escuela y el profesor lo devolvía lleno de tachones, marcas y comentarios? Según el profesor y lo bien (o mal) que estuviera el trabajo podía convertirse en un caos. Y encima todo rojo, un color muy agresivo que lleva a pensar en que algo está mal, cuando muchas veces la corrección es una sugerencia.

Cuando llenas un texto de correcciones, con tus comentarios entre paréntesis, sucede algo similar a recibir un examen de un profesor. Ese caos impide entender los cambios y requiere de un esfuerzo extra hacer las correcciones oportunas.

Pero hace poco he descubierto una herramienta perfecta en Microsoft Word (o en OpenOffice Writer, que es el gestor de textos que uso yo): el control de cambios. Solo tienes que activarlo (está en el menú Revisar, Editar en OpenOffice) y cada vez que modifiques algo, queda marcado. De esta manera, la persona que recibirá el texto solo tiene que aceptar (o rechazar) los cambios con un botón.

Consejo extra: en vez de introducir tus comentarios en el texto, usa la herramienta comentarios que puedes encontrar en Revisar en Word e Insertar, en Open Office. Así tenemos un texto más limpio y menos caótico.

Hasta la siguiente receta,

Píldoras para Creativ@s: La necesidad de un corrector

Buenas de nuevo Paginativos,

Nuestro socio Ángel G. Ropero nos invita a detenernos en la importancia de un buen corrección.

La etapa de corrección es tan (o, incluso, más) importante que la etapa de creación. Grandes historias pueden quedar opacadas por el hecho de un mal estilo o una inexistente corrección. Podéis pensar que no, pero se nota cuando el libro que tienes entre manos no ha pasado por una revisión.

Corregir no significa solo poner los acentos que el autocorrector se ha saltado. Corregir significa LEER (sí, en mayúsculas), comprender y solucionar los posibles errores. Y, siempre, debe hacerlo alguien externo al autor.

Sí, un escritor puede revisar su obra y pasar del borrador al texto final incluye cambiar cosas y corregir errores. Pero siempre estará condicionado por ser su creador: tiene la historia completa en la cabeza, la ha leído repetidas veces y es muy fácil que se pierda. ¿No os ha pasado que estáis leyendo y dejáis de ver las palabras? Por eso, es tan importante la figura del corrector, que LEE (en mayúsculas, sí) con atención y no se deja impresionar por la «maravillosa» trama.

Cuántas más personas lean una obra y más filtros pasen, mejor. Eso no significa que todo lo que digan sea correcto, somos humanos y todos nos podemos equivocar. Pero, 4 ojos ven más que dos y 8, más todavía.

Hasta la siguiente receta,