233 Grados: T3 Capítulo XI – Libros de autoayuda y superación

Paginativos,

Nuestros socios Carlos y Merce, regresan con una nueva entrega de 233 Grados. Eso sí, esta vez han querido realizar un programa diferente a lo que nos tiene acostumbrados.

Este es un programa muy distinto a lo que hemos hecho hasta ahora.
Hemos disfrutado en buena compañía sobre autoayuda y los libros que todos hemos leído alguna vez. Hemos charlado sobre conexión, respiración, autoconocimiento.
Por supuesto, hemos salvado una buena colección de libros de la hoguera.
Espero que os guste.

Encuentro con Carlos Arroyo en La Casa Encendida

La Casa Encendida es un centro social y cultural que se ha convertido en un refugio de la cultura en Madrid por navegar en una época de tempestad para el arte y la cultura de cualquier ámbito. Avanzan con las ideas claras en un proyecto de espacio abierto y dinámico donde conviven algunas de las expresiones artísticas más vanguardistas con actividades educativas, de reflexión y de debate, que giran en torno a sus cuatro áreas de actuación: Cultura, Solidaridad, Medio Ambiente y Educación.

Leer más

233 Grados: T3 Capítulo X – Poesía en la música 3ª parte

Paginativos,

Tras unas semanas sin las buenas ondas de 233 Grados, Carlos y Mercedes retornan con más deliciosa poesía en la música. Este es el tercer programa dedicado a esta dupla creativa y es que, la relación entre la música y la poesía, da para mucho que contar.

Tercer programa dedicado a la relación entre la poesía y la música. Es un tema que da para más de un programa.
¿Qué poemúsicos pueden sonar en un próximo programa?
El que tú quieras. Deja tu sugerencia en los comentarios del audio. Dinos qué canción te gustaría salvar, qué artista quieres que nombremos o qué estrofa de una canción te llegó al alma.
Porque queremos que los próximos programas sobre poesía y música los hagas tú.

Píldoras para Creativ@s: Disfruta escribiendo

Paginativos,

Nuestro Carlos Arroyo regresa para proseguir con los consejos del oficio de escritor/escritora:

Al primero al que le tiene que gustar lo que escribes es a ti o no le gustará a nadie. Para eso, necesitas divertirte mientras lo estás escribiendo. Esas buenas sensaciones se transmiten en tus palabras.

Ningún consejo convierte un texto poco inspirado en una obra maestra. Sin embargo, tú serás el primer crítico de lo que escribas. Si no te gustan las historias románticas y te sientes obligado a hacerlo por ejemplo para participar en un concurso, lo más probable es que escribas con desgana y te quede un texto tedioso.

Diviértete. Si decides intentar ese relato de un género que no te apasiona, puedes darle tu punto de vista más cínico o mezclarlo con ese género que sí te gusta. Sin miedo al resultado final. La corrección ya vendrá después. Ponle traje de astronauta a la princesa o que la protagonista se enamore de un cactus.

Ríete y probablemente tus lectores se rían contigo.

Hasta la siguiente receta,

 

 

Píldoras para Creativ@s: Si quieres escribir

Paginativos,

Carlos Arroyo sigue con su serie de consejos para todos los que queremos aporrear teclas y contar nuestras historias.

Decía un personaje de la película Descubriendo a Forrester le explica a su pupilo que el primer borrador se escribe con el corazón. Pensar viene después. Y ese es básicamente el consejo de hoy.

Olvídate de páginas en blanco y de bloqueos. Escribe sin pensar si no se te ocurre nada. Escribe por escribir. Como el que inicia un sendero en el campo sin conocer adónde te va a llevar. Al final de tu camino puedes encontrarte rodeado de árboles o descubrir una preciosa cascada. Solo lo sabrás si inicias el camino.

Comienza a escribir y deja que el cerebro vaya conectando con la mano en esa escritura automática. Llegará un momento en el que tu mano estará escribiendo exactamente lo que el cerebro le dicta.

En la película que he mencionado, el joven escritor encuentra sus propias palabras comenzando su texto con las palabras de un artículo de su maestro. El propio tecleo de las primeras palabras va encendiendo una luz en su cerebro que no deja de bombear información a los dedos.

Hasta la siguiente receta,

233 Grados: T3 Capítulo IX – Poesía en la música 2ª parte

Buenos días Paginativos,

Regresan las ondas que nos traen nuestros socios Carlos Arroyo y Mercedes Román. En esta ocasión, regresan de nuevo al maravilloso y musical mundo de la poesía.

Creemos que el tema lo merece. Un segundo programa y alguno más. Como ya dijimos entonces, la poesía y la música están íntimamente relacionadas y las relaciones entre ambas es un tema que da para más de un programa.
¿Qué poemúsicos pueden sonar en un próximo programa?
El que tú quieras. Deja tu sugerencia en los comentarios del audio. Dinos qué canción te gustaría salvar, qué artista quieres que nombremos o qué estrofa de una canción te llegó al alma.
Porque queremos que los próximos programas sobre poesía y música los hagas tú.

Píldoras para Creativ@s: Práctica, práctica y más práctica

Paginativos,

Nuestro socio Carlos Arroyo nos trae otro de esos sencillos y veraces que nos ayudarán a seguir creando. Carlos se ha referido a la escritura pero es aplicable a otras disciplinas como el mismo dibujo.

La escritura, como cualquier otra actividad, hay que practicarla para mejorar nuestra destreza. Voy a utilizar en esta ocasión una frase hecha por ser tan cierta (siempre hay que evitarlo aunque voy a dejar ese consejo para otro día). Cada día se aprende algo nuevo.

Cada día te enfrentarás a nuevos retos, nuevas historias, nuevos personajes,…y hay que desarrollar ideas. Porque las personas imaginativas tenemos la cabeza en constante centrifugado en el que las ideas calenturientas y recurrentes no paran de moverse. Pero hay que darles forma.

La experiencia se obtiene practicando, equivocándose y aprendiendo de esos errores. El primer paso significa obligarte a escribir un rato todos los días (es importante). Al segundo, no hay que tenerle miedo. Ningún creativo ha conseguido que todas sus obras sean perfectas. Es lógico que haya unos textos mejores y otros peores. Así llegamos al tercer paso, hay que aprender en qué acertamos en algunos textos y en qué podrían mejorar otros.

En resumen, escribe un tiempo a diario. Aunque no te apetezca y lo que escribas no te guste y haya que tirarlo después es importante no perder ese hábito. Llegará un momento en el que el cuerpo te lo pedirá.

Hasta la siguiente receta,

233 Grados: T3 Capítulo VIII – Perfectos desconocidos

Buenos días Paginativos,

 

Qué mejor forma de empezar la semana que con un nuevo programa de Carlos y Merce: 233 Grados.

Una reunión de amigos frente a unos micrófonos para hablar de una película en la que una reunión de amigos va descubriendo los más oscuros secretos de cada uno. ¿Cómo? Mirando en la caja negra de cualquier persona en la actualidad, su móvil.
Gracias a Inma y Paco hemos disfrutado charlando sobre todas las adaptaciones de Perfectos desconocidos y, en especial, de la adaptación de Álex de la Iglesia.