Diburreseña Lobezno: El viejo Logan – La edad te sienta bien, Logan

Muy buenas paginativos,

He repasado el cómic Lobezno: El viejo Logan, editado por Panini Cómics y quería traeros esta dibu-reseña.

Ya había leído esta miniserie hace algún tiempo y me ha gustado tanto como la primera vez. Aunque mi edición es la del coleccionable Marvel Héroes que sacó Panini hace años. La imagen que veis es un poco más bonita.

Este cómic habla de un futuro postapocalíptico donde todos los superhéroes han desaparecido y solo quedan los villanos, que dirigen con mano de hierro Estados Unidos, país que se han repartido como si de una tarta se tratase. Logan, que ya no quiere responder al nombre de Lobezno, aparece como un hombre mayor que vive pacíficamente con su familia cuidando de una granja en lo que parece el desierto en la costa oeste de Estados Unidos. Esta zona está controlada por Hulk y toda su familia que, aprovechan su fuerza para pedir impuestos a los campesinos. Clint Burton, antes conocido como Ojo de Halcón aparece para ofrecerle a Logan un trabajo. A pesar de sus reticencias, acepta pues debe un mes de alquiler a los Hulk. Así que inician un viaje por toda la geografía de los Estados Unidos.

Boceto «El Viejo Logan» por Angel G Ropero

Durante estos números vamos descubriendo qué pasó cincuenta años antes y la razón de que Lobezno haya colgado las mallas en el que, quizás sea, el momento más duro y emotivo de la serie. También vamos encontrando algunos personajes clásicos como Doctor Muerte, el simbionte, Kingpin o, en una escena épica, el malvado Cráneo Rojo, que ha logrado lo que siempre quiso. Mención aparte merece este personaje, debido a un detalle fetichista que lo hace más odioso de lo normal.

El guión es obra de Mark Millar (The Ultimates, Superman: Hijo Rojo, Kick Ass) y está lleno de giros de guión brutales que dejan con un palmo de narices al lector. El arte es obra de Steve McNiven (Némesis,Vengadores Secretos), que ya había trabajado con Millar en el evento Civil War. Un tandem que se repetirá, pues se ve que son dos artistas que trabajan perfectamente juntos. El dibujo de McNiven es espectacular.

Lobezno: Viejo Logan es un cómic que se bebe más que lee y que te atrapa de manera que, cuando quieres darte cuenta, ya has llegado al final. Una obra sangrienta, muy dura, pues habla de una caída a los infiernos y que terminará con una pequeña esperanza de redención. Una gran historia y muy recomendable.

No quiero despedirme sin antes recomendaros el último número de Libros Libres que dedicamos, precisamente a los superhéroes, y lo hacemos de una manera muy especial 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *