Sugerencias (no tan) Libres: Distopías

Paginativos,

Hace algún tiempo nos dimos cuenta de que hablar de géneros y subgéneros conlleva recomendar ejemplos de los mismos. Y, aunque teníamos artículos en cada número, también faltaba presencia de grandes autores y obras.

Así nació una pequeña sección, que ha ido creciendo, como todo lo que hay en la revista. En cada número, 9 representantes del género, películas, libros, videojuegos… En cada sección, historias que han marcado un antes y un después. Clásicos, ejemplos modernos. Una forma de conocer algo más el género que celebramos en cada número.

Nuestra intención ahora es darle una nueva vida a esta sección que llamaremos “Sugerencias libres”. De las páginas de la revista, salta a la web. Con más datos, valoraciones, algún comentario… Esperamos que disfrutéis.

Sugerencias (no tan) Libres: Distopías

El número 2 de Libros Libres lo dedicamos a las Distopías. Junto a historias sobre yermos, Estados totalitarios y más, hicimos una selección de 9 historias clave en este subgénero.

Bioshock

Trilogía de videojuegos que explora la distopía desde el punto de vista del shooter (juego de disparos) en primera persona. Mucha acción, armas y poderes que no son el único atractivo de la saga. Además de la acción y un lore (transfondo) muy elaborado, el análisis político y la filosofía sobre Dios, el Hombre, el Estado y la Libertad son marca de la casa. En Bioshock (2007) el protagonista descubre Rapture, una ciudad bajo el mar, dirigida con mano de hierro por Andrew Ryan, un empresario que tenía un deseo aparentemente utópico de una sociedad alejada de los dos bloques de la Guerra Fría. Pero ese deseo se pervierte cuando Rapture por la ambición del hombre y la locura de Ryan.

Un juego fundamental en la Biblioteca de cualquier gamer que se precie y una historia muy recomendada para cualquiera que aprecie la ciencia ficción en general y las distopías en particular.

Ready Player One

Opera prima de Ernest Cline. Un festival de nostalgia en un universo de ciencia ficción donde el ser humano ha abandonado casi por completo el mundo real. Oasis es mundo virtual que nació de la cabeza de un gran diseñador de videojuegos, James Halliday, un fanático de la década de los 80. La inmersión era tan real y sus atractivos tales que nuestro protagonista, Wade Watts, no duda en pasar ahí la mayor parte del tiempo. Fuera no hay nada para él. entro puede ser cualquier cosa. Incluso el próximo propietario de Oasis. Porque Halliday ha muerto y ha prometido que, quien encuentre el Huevo de Pascua, será su heredero.

Una novela ligera, plagada de referencias a cómics, literatura, cine, música y, claro, videojuegos. Escrita por un amante de los 80 para amantes de los 80. Un pastiche de gran éxito, muy disfrutable. Con personajes carismáticos y que se lee en un suspiro.

 

V de Vendetta

Decir Alan Moore es decir calidad. Y decir V de Vendetta es hablar de una las novelas gráficas más destacadas del siglo pasado. Ilustrada por David Lloyd, V… nos habla de un futuro distópico en los 90 (la obra se comenzó a publicar en los 80) donde el Tatcherismo triunfó y terminó derivando en un estado fascista donde la vigilancia, los campos de concentración, la xenofobia, la homofobia… son la tónica general. Un anarquista disfrazado de Guy Fawkes, V, inicia una revolución, primero silenciosa, que culminará con el final del régimen.

Un cómic brillante, con un guión lleno de detalles, bien hilado y con múltiples referencias que se ha convertido en una imagen de la cultura pop (Anonymous mediante), que nos recuerda lo cerca que estamos de caer en el abismo, cuando le miramos.

 

 

Gattaca

Cuando se habla de obras del género, da igual que sea fantasía, terror o ciencia ficción, suele haber un poso de prejuicio que no se abandona. Cuando llegan ejemplos como Gattaca, que no es ni mucho menos una excepción, que tratan temas “serios” parece que el género se difumina y se obvia y estamos ante UNA PELÍCULA, en mayúsculas. Gattaca narra las vicisitudes de Ethan Hawke, un hijo natural en una época en que la eugenesia es la norma, para competir en desventaja con el resto frente a los que es poco menos que un paria. Pero gracias a su ingenio y a la ayuda de Jude Law, un hombre en silla de ruedas cuyos sueños han muerto para él, puede engañar al sistema para ser aceptado como astronauta.
Gattaca habla sobre el individuo, su relación con la sociedad, la discriminación, lo que nos hace humanos… Grandes temas que la hacen atemporal, algo que también apoya la estética de la cinta, con edificios no especialmente futuristas y una elección muy clásica de vestuario. Posiblemente, la mejor película de Andrew Niccol.

 

No son todas las que hay pero son todas las que están. ¿Conoces otras distopías? ¿Qué te parece este subgénero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *