I Aniversario de la revista Libros Libres

Un año de aventuras.

Tras estos 12 meses, he perdido la cuenta de las veces que hemos explicado cómo surgió Libros Libres.

El pasado sábado volvimos a contar nuestro origen, como si un personaje de cómic fuéramos. Una historia de aventuras, sin trágico trasfondo ni villanos, afortunadamente. Lo que no me canso de decir es lo agradecido que estoy a todas las personas que ceden su trabajo, siempre excelente, para que podamos hacer Libros Libres. Sí, suena a lugar común, pero sin ellos no tendríamos revista. Lo puedo garantizar.

Junto con la revista, también comenzó una segunda aventura: el curso de cómic que, tanto Josema como yo, estudiamos. Con las clases, mi admiración por la ilustración y el cómic han crecido y, por ello, el valor que le doy al trabajo que estos artistas hacen ha aumentado exponencialmente. Y eso hace que agradezca más su colaboración. Saber el esfuerzo que supone una ilustración te enseña a ver de otra manera el trabajo de quién lo ha hecho.

Gracias a los ilustradores y, por supuesto, a los escritores, pues esta es una revista literaria.

El día 26 de enero celebramos el Primer Aniversario de Libros Libres. Un año ha pasado de la primera tirada del número 0. Doce meses después, cinco revistas más, yo creo que le hemos pillado el truco. Problemas técnicos aparte (vuelvo a estar sin ordenador) la revista funciona como una máquina bien engrasada.

Durante la fiesta disfrutamos de la compañía de muchos de los que han formado parte de Libros Libres, que pasaron a saludar y se atrevieron a dar consejos, ideas y compartir su opinión sobre la revista.
También hablamos, cómo no, del futuro, y lo que espera en este segundo año de nuestra aventura. El primer cambio será en la maquetación. Esperamos que os guste el nuevo aspecto de Libros Libres.

Os dejamos algunas fotos del evento y de las ricas viandas que disfrutamos de mano de La Ría de Chocolate. Gracias a Alexandra por ser tan buena anfitriona.

 

También tenéis aquí un adelanto de nuestro próximo número.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *