¡El Día del Libro ya acabó!

 

Con un pequeño retraso, llega el post sobre el Día del Libro.

El 23 de abril llegó… y se fue.
Una vez más, la Literatura fue la protagonista durante unas horas. Todo el mundo recordó a Cervantes, a Shakespeare… Y ya pasamos a otra cosa…

El pasado 23 de abril la Asociación Cultural Creativos Frente a la Página en Blanco Madrid Sur (PEB) nos liamos la manta a la cabeza y nos propusimos hacer de este Día del Libro uno memorable. Aliados con las Bibliotecas de Leganés movimos los hilos y pudimos disfrutar y hacer disfrutar a los centenares de curiosos que se pasaron de la fiesta de la Literatura.

Junto con nuestros socios y amigos, pasamos una mañana de calor recomendando lecturas mientras se grababa el especial Día del Libro de nuestro programa 233º, comandado por Carlos Arroyo y Mercedes Román. Personalidades de la política y la cultura local se pasaron por los micrófonos y hablaron de libros, de cultura… Aquí tenéis el programa para que lo disfrutéis.

 

Además, Noelia Alegre, una de nuestras últimas socias batió todos los récords en su sesión de firmas. ¡Enhorabuena! Esperamos que te quedes pronto sin Danza de Letras y haya que volver a mandar a imprenta.

Mientras la gente compraba, ojeaba y paseaba, los más atrevidos se subieron al escenario para leer fragmentos de Don Quijote, aunque nos quedamos sin saber qué pasaba con los Gigantes que intentan ahogar la cultura… ¿Fue capaz Alonso Quijano de derrotarlos?

Por la tarde y tras un descanso merecido, volvieron los autores a firmar y el público a curiosear. Los libreros, hechos a todo, no cerraron y aguantaron como bravos piratas frente al mar enardecido. Sus libros y sus puestos, abiertos a todos, nos regalaron imágenes llenas de color y cultura.

 

Y el Día del Libro volvió a despertar por la tarde. El público volvió, animado por el buen tiempo, y las actividades regresaron con fuerza. PEB sacó papel y lápiz para el taller de Microrrelatos e Ilustración que Javier Lopez y Jesús Mesado impartieron. Primero se acercó un chaval que nos encantó a todos con su imaginación y luego una joven venció la vergüenza y leyó su creación.

 

Pero como todo lo bueno, el Día del Libro tuvo que acabar. A nosotros nos quedó un gran sabor de boca que esperamos sea generalizado. El Día del Libro debería durar 365 días porque el ser humano necesita cultura y la mejor forma de acceder a ella es desde las páginas amigas de un libro.

Leas como leas, leas donde leas; FELIZ DÍA DEL LIBRO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *